domingo, 5 de septiembre de 2010

Fringe - 1ª Temporada

Fringe es la serie por la que J.J. Abrams dejó Lost "abandonada" para centrarse en ese y otros nuevos proyectos. Las influencias de esta serie son más que evidentes: Expediente X, Más allá del límite (en Catalunya Altres Límits) y ambas tienen a la Dimensión Desconocida como modelo y referencia. Todas ellas son series de ciencia ficción que incluyen elementos de terror y misterio y, al igual que pasa con Fringe, se componen de capítulos autoconclusivos.

En Fringe tenemos una clara protagonista, la agente Olivia Dunham quien motivada por cuestiones personales empieza a investigar un caso que, debido a su magnitud, requerirá de la asistencia de otros. Esos otros serán Walter Bishop (el científico loco), Peter Bishop (el hijo sin el que sería posible que Walter Bishop colaborara) y, de rebote (porque necesitan una ayudante) Astrid Farnsworth. Ese será el equipo encargado de los casos especiales que tendrán lugar dentro de la ciencia alternativa (fringe).

Poco a poco vemos como Olivia, resentida por un engaño, se involucra más en las investigaciones y en descubrir qué esconde la gran corporación científica que parece ser el punto común de la mayoría de sus casos; Massive Dynamics.
Durante la primera temporada y hasta la mitad de la misma, la evolución de la serie es lenta, pero aporta datos suficientes como para resultar interesante, sin embargo, hay cosas que (al más puro estilo Abrams) quedan en el aire o se dan por resultas o zanjadas. Al mismo tiempo, se supone que la pérdida y engaño de su compañero afecta a la agente Dunham especialmente, pero, poco más llegamos a saber de su vida personal y así, ante un personaje tan frío, es muy difícil empatizar.
Por otro lado, Walter Bishop da un punto tragicómico a la serie: sus insólitas peticiones y su actitud hacen que su hijo parezca a veces la niñera. Es un personaje que, sobre todo al final, puede resultar un tanto repetitivo porque no está bien explotado. Al principio es realmente interesante, al fin y al cabo ha pasado 20 años en un psiquiátrico, pero apenas sabemos nada de esa etapa, ni qué lo ha llevado a ese abandono por parte de su hijo quien, ahora, parece tratarlo bastante bien. Tampoco sabemos mucho de su hijo, excepto que unos matones le buscan y antes había una mujer en su vida (¿su hermana, su novia, su exmujer?). Además, debo añadir que Joshua Jackson es toda una motivación para ver la serie, pero sinceramente, el papel que hace es bastante flojo, su interpretación es algo plana y el hecho que se mantenga en un segundo margen en algunas ocasiones no estoy segura de si es deliberado o es fruto de su actuación.
En resumen; los personajes deberían ser mejor tratados porque si no nos interesan los personajes... ¿cómo va a interesarnos la serie?

Como decía, los primeros capítulos no están mal para sumergirnos en la serie (sin ser ninguna serie de culto) y los últimos dan un dinamismo y fuerza que no había adquirido hasta el momento, en los centrales se pierde. El hecho que sean capítulos autoconclusivos propicia que Abrams juegue demasiado a ser Abrams, esto es, se vaya por las ramas y no nos cuente nada.

Espero que los últimos capítulos de la primera temporada hayan sido sólo el inicio de la segunda, porque sino veo difícil que esta serie pueda durar mucho tiempo.

Mi queja personal va (ya que me cojean los personajes), a la copia más grande de personaje que he visto jamás en televisión y es (aquí) Phillip Broyles, también conocido como Daniels en The Wire. Porque ambos son el mismo personaje, no es que sea el mismo actor haciendo un papel similar, es que es el mismo actor haciendo el mismo papel, es que los dos son "policias" y rechazan órdenes de superiores y, es que ¡¡son iguales!! ¿¿cómo han podido hacer eso?? Es que yo no veo a Broyles, veo a Daniels.

Debo decir que, como con la mayoría de cosas de J.J.Abrams hay cosas en las que me pierdo, tal vez soy yo, tal vez es él, tal vez somos ambos, supongo que es a propósito el originar una situación un tanto caótica en el seguimiento de tu serie de ciencia-ficción pasada en viajes en el tiempo y realidades paralelas, pero sino, aviso, tal vez me he perdido algo.

6 comentarios:

Siria118 dijo...

Uy, qué crítica tan negativa! No comparto muchas de las opiniones, pero creo que es porque yo he visto la segunda temporada, donde todo cambia bastante.

Es una serie de Abrams, con lo que era visto que el tema autoconclusivo no se podía quedar ahí. En realidad, a mi me parece que la cosa se empieza a animar a partir de la mitad de la primera temporada, cuando empiezas a ver que habrá una trama de continuidad muy potente (que es lo que a mi me mola, no soy muy fan de las series procedimentales)

Y otro comentario que quizá está influenciado por haber visto la segunda (no spoilers xD), es que creo que a diferencia de Lost, en Fringe, Abrams contesta a casi todos los interrogantes que va planteando en un periodo relativamente corto de tiempo.

En la primera temporada, además de los protas, nos presentan personajes o ideas muy muy interesantes, como por ejemplo, el observador o todo el tema de la empresa massive dynamics, o quién es realmente William Bell?

Respecto a los protas, es verdad que en la primera temporada los tratan de manera muy muy fría. De hecho, Joshua Jackson no pinta demasiado..., pero es que sale tan guapo, le ponen un look muy guay.

Así, que a la espera de que veas la segunda, ya te digo que la cosa se retuerce más, obviamente! Es una serie de Abrams!!!!

Y repetir otra vez que me ha encantado, de todas las que he visto en 2010, para mi no tiene rival.

Cristina dijo...

Bueno es que vi 8 capis, hice parón de dos semanas y entre medias me vi Modern Family y luego la retomé, y quieras o no, fijo que ha influido...

A ver, no es que la serie sea super mala, pero como le pasa muchas veces al Abrams, plantea buenas ideas que luego no desarrolla... no quiero hablar mucho porque como decimos luego al igual en la segunda cambia todo, así que voy un poco a ciegas, pero como es el comentario de la primera, esto es lo que pienso de la primera xD

Igual que cuando descubrimos que el Harris está metido ahí en el lío, ¿porqué no explotaron más esa trama??? De golpe en un capi descubrimos que un personaje que le hace la vida imposible a Dunham es malo, en ese mismo capi explota y ya no sabemos más de él... No sé, me parece demasiado a saco y echo de menos más explicaciones, aunque no sean explícitas, aunque sólo sea visual... Cuando pillaron al otro infiltrado tuvo algo más de emoción y era un panoli, el Harris se merecía algo más de trama!

El observador es que es tan copiada del fumador de Expediente X, que no sé si me gusta o lo odio por copiarse el personaje... igual que el otro que comento the wire, es que con esas cosas la serie pierde para mí.

Pero estoy en la segunda, dame tiempo!!

Siria118 dijo...

Con la segunda cambia un poco el aire, pero yo creo que si no te ha convencido la primera temporada... no sé si te va a molar la segunda... El estilo es más o menos el mismo!

Pero tu piensa (defendiendo a Abrams), que hay personajes que no desarrolla más porque no hace falta (véase el harris este que ni me acuerdo de quién es!)

Yo tb lo que me pasa es que no he visto Expediente X!!!!!!

Cecil B. Demente dijo...

Si se han basado en algo a la hora de hacer el observador, es en el vigilante de los comics de la factoría Marvel.
Yo no soy fan de Fringe, soy fan de Walter!

Cristina dijo...

Joer es que Walter, como decía Siria, no sé como no lo han ni nominado para los emmys porque es tan entrañable ese hombre, que lo mismo te lo cargarías como que le darías un abrazo.

Camila dijo...

completamente de acuerdo, me metí a ver fringe por una recomendación de un amigo, pero la dejé a la mitad de la temporada. Sinceramente, 6 capítulos es demasiado tiempo para esperar que la cosa explote, cosa que nunca hace.

Realmente lenta, poco profunda, como si la hicieran sin ganas.

No he visto la segunda temporada, porque sinceramente, no se si sobreviva al aburrimiento de tener que terminar la primera. XD

lamento mi comentario tan negativo, pero realmente es un placer encontrar que alguien también la encontró evidentemente mal hecha.